TODAVÍA NO ES NAVIDAD

Pues aunque no lo parezca, todavía no es Navidad. Falta poco más de un mes, pero a juzgar por los escaparates de tiendas y grandes superficies, parece que la Navidad ya está aquí.

Y no es que yo sea una de esas personas que no le gusta nada la Navidad, me gusta, como también me gustan otras épocas del año. Pero de lo que me he dado cuenta es, que no me gustan las expectativas y la presión de que en Navidad, todo tiene que ser perfecto y que tenemos que disfrutar y ser felices porque sí.

No me gusta que se hayan convertido en unas fechas en las que TODO, gira en torno al consumismo irracional y desmedido.

Me parece una locura la cantidad de regalos con los que nos juntamos casi todas las familias el día de Navidad, porque ahora ya no solo tenemos el día de Reyes como antaño, ahora también nos hemos apuntado a Papa Noel. Así que nos pasamos semanas buscando montones de regalos, la mayoría de veces innecesarios.

una-navidad-diferente

En mi casa, este año para intentar frenar el consumismo desmedido de estas fechas, hemos decidido que vamos a hacer el amigo invisible, y así solamente compraremos un regalo para cada uno. Está claro que los niños aquí no entran, (aunque deberían), pero vamos a intentar que no tengan tropecientos regalos, creo que es importante hacerles ver desde pequeños el valor de las cosas y que aprecien cuando alguien les hace un regalo, porque tienen tanto, que al final ya no disfrutan de nada.

Es difícil, porque es complicado explicar a abuelos, tíos, etc., que no queremos que nuestros hijos se junten con tantos regalos, pero bueno, creo que tenemos que intentarlo. Yo soy la primera que luego me emociono y compro más de lo necesario.

Escuchando esta mañana el podcast de Madresfera, que han hablado sobre estos temas y han hecho mención al post del blog La Atención Selectiva, me han recordado lo importante que es transmitir a nuestros hijos estos valores desde pequeños y que entiendan que la felicidad no se mide en función de las cosas materiales.

Disfrutad estas fechas, pero no necesariamente porque sea Navidad, sino porque en cualquier época del año se puede disfrutar.

 

Y vosotrxs, ¿tenéis pensado hacer algo para frenar el consumo excesivo de estas fechas?

 

 

 

 

 

Anuncios

22 comentarios

  1. Tienes mucha razón. A mi me encanta absolutamente la Navidad y todo lo que conlleva, pero aún así, también es cierto que nos centramos demasiado en el consumo y no disfrutamos de las pequeñas cosas que tiene esta época, pero vaya, esto lo hacemos durante todo el año, aunque en Navidad se acentúa bastante. Yo parto de la base de regalar a quién tu quieras y lo que tu quieras, que pocas veces son cosas compradas en tiendas, sin necesidad de compromisos estúpidos. Esos regalos son los que al final, más valoras y más significado tienen.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí, los regalos que más perduran en la memoria son esos… pero al final, muchas veces caemos en el regalo por compromiso, y ahí, está parte del error… Gracias por pasarte y por comentar! Feliz semana!

      Me gusta

  2. Yo llevo dos años en los que hacemos el amigo invisible, y después de currarme un regalo aceptable mi cuñada (que siempre me toca) me regala la primera caca que encuentra en su casa (comprobado) dos horas antes de la cena. Éste año paso. Nada de regalos a los mayores.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jaja! Bueno, ha sido una solución drástica! A ver si un año te cae un buen regalo! 😉

      Me gusta

  3. Buenas!! no puedo coincidir más contigo, son fechas de consumismo absoluto. Nosotros en casa de maridito, que son 4 hermanos, más parejas, más niños, mas mis suegros desde el año pasado decidimos hacer el amigo invisible entre los mayores, y por los peques se da dinero a los papis para que compren lo que quieran a los niños, así no tener un millon de juguetes innecesarios por casa. Nosotros lo solemos guardar en la hucha de los enanos y no les compramos nada, porque considero que tienen demasiadas cosas, y luego en mi casa que somos menos también les hacen regalos, osea que vamos sobrados…me parece una gran idea lo del amigo invisible, porque vaya gasto innecesario teníamos años atrás!!jejejej, y como bien dices, a disfrutar de estas fechas, no solo por lo que son, sino porque hay que disfrutar de todas y cada una de las fechas del calendario!!jejej

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues también es una buena idea lo de la hucha! Tomo nota! Muchas gracias por pasarte y por comentar! Besos!! 😘😘😘

      Le gusta a 1 persona

  4. En mi familia no hacemos regalos, solamente la abuela nos hace un regalo, tíos no hacen regalos, antes hacían ahora no solo abuela, padres y cuñados, solo tengo el regalo de mi hermano, el de mi cuñado, el de mis padres/suegros y abuela. 1 solo para reyes, mi abuela suele ser estrenas, porque le hace ilusión dárnoslas a todos, hijos y nietos. Mis suegros también dan estrenas, mi hermano algo en común para mi marido y para mi, mi cuñado suele ser también en común y mis padres algo que necesitamos (unas veces plancha, el año pasado microondas porque se nos había roto, cosas así) Lo que si hacemos es a los sobris un regalo pero solo uno, los papas nos dicen si para Navidad o para reyes, porque suelen pedir algo en Navidad para que vayan disfrutando en vacaciones y otros en reyes pero no hacemos grandes cosas.

    La Navidad no ha empezado ahora empezó en octubre… que yo con cosas de Halloween ya vi turrones… que estrés y a mi no me gusta la Navidad casi nada.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues sí, desde Halloween ya se veían cosas navideñas, qué locura!! Cuánto tiempo que no oía la palabra “estrenas”, en muchos sitios no saben lo que es! Muchas gracias por pasarte y por comentar! Feliz semana guapa! 😘😘

      Le gusta a 1 persona

  5. ¡Totalmente de acuerdo contigo! Yo pensé lo mismo al escucharlo, pero hace ya unos años que me resisto a ello… con todas mis fuerzas. Intento que mis peques tengan algo más que una inundación de juguetes, el año pasado hicimos los adornos del árbol nosotros y este año repetiremos. Me chirría tanto la “invitación” cada vez más exigente a consumir que me resisto intentando hacer que mis peques disfruten un poco más de todo, al margen de los juguetes. Claro que, con tanta competencia y familia, es difícil… ¡Muy buen post! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo de hacer los adornos “caseros”, me parece algo genial. Nosotros este año todavía no porque el peque aún no se entera mucho, pero el próximo seguro que opto por algo así, ya te pediré consejo porque me tengo que poner las pilas con las manualidades y con el DIY! 😉 Gracias por pasarte y por comentar! Feliz semana!

      Le gusta a 1 persona

  6. Yo alucino con la “presión” que recibimos dn estas fechas. Hace semanas que hay turrón en el super, que las calles están adornadas y que en las tiendas de juguetes les dan a los niños la carta de Reyes…. Menudo agobiazo! Al final consiguen que aborrezcamos las fiestas 😳

    Le gusta a 1 persona

    1. Es que llega Navidad y el turrón ya lo tenemos aborrecido!! Menuda ansia!! 😬En fin, un agobio como bien dices! Feliz semana guapa!!

      Me gusta

  7. SUSANA LÓPEZ GARCÍA · · Responder

    Así es…. No podemos controlar la decoración y los mensajes de las tiendas, y sí podemos controlar los mensajes en nuestra casa.
    Hace muchos años que decidimos hacer el amigo invisible. Primero no somos ninguno rico y segundo y más importante, ya no necesitamos prácticamente nada. repartimos papelitos y damos un aluvión de ideas con lo que nos haría ilusión recibir, con un tope de 60 euros.
    D momento los peques siguen con la ilusión de los Reyes Magos y también porque sepan valorar esa mañana se encuentran 2 o 3 regalos como mucho.
    Rabia me da el tema de Papá Noel. Supongo que el problema es nuestro que no hemos sabido gestionarlo y no meternos en esa vorágine. Ese día en casa sólo reciben un regalo y es el que la empresa de mi marido les regala.
    En cuanto a la familia, se lo dejamos claro desde el principio, no queremos miles de regalos cada vez. Lo limitamos a 1 regalo para Navidad o Reyes, y 1 para el cumpleaños, que también da la casualidad de que está muy cercano a estar fechas. Es uno de parte de TODOS, padres y hermanos. La verdad es que lo aceptaron bastante bien.

    En mi opinión es importantísimo trasmitir estos valores a los peques. La felicidad es otra cosa, y no sólo lo material.
    Os copio un artículo de Álvaro Bilbao que viene a colación de este tema, ya que no sólo hay que hacerlo en Navidad. No os parece?

    El cerebro del niño por Alvaro Bilbao

    LAS 5 RAZONES POR LAS QUE NO HE COMPRADO ESTO A MI HIJA EN LA GASOLINERA (A PESAR DE SU ADORABLE CARA DE ILUSIÓN)
    Estamos de viaje, camino de Bilbao porque mañana doy una conferencia (y después comeremos con mis amigos de la infancia y sus hijos). Como pasa tantas veces los niños se han quedado deslumbrados con los juguetes del autoservicio. Mi hija Leire ha venido a pedirme que le compre esta caja de adornos de Frozen con una cara adorable. Eran solo 3 euros, y su cara y lo bien que se porta me han hecho pensar en regalárselo. Pero he decidido que no (como casi siempre que se presenta esta situación). Aquí están las 5 razones que me han hecho tomar esta decisión.
    1. Porque no lo necesita para ser feliz. Las cosas no dan la felicidad.
    2. Porque ya tiene cosas parecidas
    3. Porque no hay un motivo real para comprarlo sin más (más allá de su ADORABLE carita)
    4. Porque los Reyes están a la vuelta de la esquina y es bueno que sepa esperar los momentos oportunos para hacer y tener las cosas
    5. Porque aprender a esperar y ser capaz de controlar la frustración son, según todos los estudios de inteligencia emocional las habilidades más importantes para conseguir sus metas y ser feliz en la vida. Asi que decirle “No” me ha parecido mejor regalo que decir “SI”.
    Como todos esto es muy largo para explicárselo con 4 años, le he dicho lo siguiente, mientras le daba un abrazo. “No cariño. No necesitas comprar esto para ser feliz. Tener cosas no te hace ser más feliz. Si lo quieres de verdad, puedes pedirlo a los Reyes y esperar a que te lo traigan”. Lo ha entendido. En el fondo sabe que es muy bonito y le gusta mucho…pero que ya tiene todo lo que necesita para ser feliz.
    A veces me gusta darles gusto y comprarles alguna cosita, pero por lo general, como hoy, me inclino por ayudarles a entender que no necesitan muchas cosas para ser felices. Ahora ya estamos en el coche. Leire está igual de contenta, pero ahora es un poco más fuerte.

    Un beso

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias Susana, me ha encantado el artículo y me gusta mucho tu planteamiento para los regalos, creo que es importante limitar el número de regalos para los peques. Hay que establecer límites y los tenemos que poner nosotros, porque sino, como bien dices, se nos va de las manos. Muchas gracias por pasarte y por tu comentario, muy instructivo! Feliz semana!

      Me gusta

  8. Es alucinante, yo creo que meter la cabeza debajo de la tierra y desaparecer. Hoy en el café con amigas sólo sabían hablar de qué habían o iban a comprar de juguetes para las peques. Lo mejor el ” la mía no quiere nada, pero le voy a comprar……” bufa asustan. A mí para colmo se me junta cumple y Navidad con la peque. Así que ahí ando buscando juegos para reservar el resto del año.

    Le gusta a 1 persona

    1. A mí también se me junta Reyes con el cumple del peque, unos días después, así que hay que limitar, porque si no, esto se nos va de las manos… A veces somos los padres los que les inundamos de regalos y ellos con cualquier cosita son felices. Meter la cabeza debajo de la tierra no creo que te salve de la Navidad! Jajaja! Feliz semana y gracias por pasarte a comentar!

      Me gusta

  9. Ajá aún falta tiempo. No entiendo tampoco cuál es la antesala desde octubre, si al final lo importante es el momento, el abrazo, la alegría y la historia.

    Le gusta a 1 persona

    1. Cuánta razón! Lo importante es el tiempo que pasamos con los nuestros! Feliz semana y gracias por pasarte!

      Le gusta a 1 persona

  10. Un buen cocido es la solución que aplico para la reunión familiar. Preparado con mucho esfuerzo y todo el cariño. Éste año aumentaré la dotación con hogazas de pan casero y si me quedan ganas, un postre de arroz con leche. Garbanzos Uno-Percebes Cero. Que una cosa es la Navidad y otra la avidez comercial de las empresas por echar mano a la paga extraordinaria. Creo que hacer circular entre deudos y familiares una lista que contenga las necesidades y los deseos será de gran ayuda para hacerte con ese par de botas carísimas que no te atreves a comprar. La nueva bici para la nena o el GPS o el equipo de radio-CD-MP3 con puerto USB para el coche. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me gusta tu propuesta, donde esté un buen cocido, que se quite todo lo demás! Y ese pan casero, si es como el del post del otro día, no se puede pedir más! Muchas gracias por pasarte y por tu comentario. Feliz semana!

      Le gusta a 1 persona

  11. Te equivocas. Navidad empieza después de Halloween, aunque sé de buena tinta que el año que viene tienen intención de hacerla comenzar tras la Virgen de Agosto 🙂

    Le gusta a 3 personas

    1. Jajaja! Pues al paso que vamos, no me extrañaría nada! Gracias por pasarte y feliz semana!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: